fbpx skip to Main Content
Agustin Meditacion Ego

Llenar al ego de amor

Para empezar me gustaría cambiar la percepción que hemos tenido durante los últimos años sobre el ego. Siempre ha sido algo que hemos visto como perjudicial, como un impedimento u obstáculo que se interpone en nuestro desarrollo como personas. Durante mucho tiempo tuve esta pregunta en mi cabeza que me gustaría compartir hoy contigo: ¿Por qué no llenar, en cambio, al ego de amor?

¿Qué es el ego?

El ego no es más que una imagen propia distorsionada de nuestra identidad. No me gusta utilizar el termino ‘falsa identidad’, porque creo que el ego es una parte innata de nuestro Ser, y nos ayuda en muchísimos aspectos. Por ejemplo, hace que no lleguemos tarde a nuestras citas, nos permite planificar nuestros proyectos, que nos comportemos de determinada manera en distintas situaciones,  y que podamos discernir en quien confiar y en quien no, entre muchas otras virtudes. El problema comienza entonces cuando se convierte en el protagonista de nuestra vida y empezamos a tomar decisiones basadas en él.

Cuando el ego se interpone 

A partir de que el ego toma el control, comenzamos a identificar nuestro Ser con las posiciones y adquisiciones, comenzamos a vivir una vida basada en lo que tengo y en lo que los demás piensan o esperan de mi. Empezamos también a utilizar desmedidamente adjetivos como mío, mi y yo. Esta pérdida de seguridad, control y aprobación en uno mismo proviene simplemente desde el mismo ego intentando encontrar su punto de equilibrio. 

Llenar al ego de amor

Desde mi punto de vista y experiencia, el amor y el ego sí pueden convivir en ti. Solo tienes que utilizarlo de una manera sana y constructiva, tratarlo con cariño y darle el lugar y espacio que merece. Para llevar esto a cabo, es necesario crear una relación sana con la incertidumbre. En otras palabras, nadie puede predecir con exactitud el futuro, por eso es importante que estas sensaciones de seguridad, paz y satisfacción provengan desde tu interior.

El ego se expresa positivamente cuando:

  • Eliges que hacer y quien ser en cada momento.
  • Cuando creas tu intenciones, pensamientos y acciones a partir del amor, compasión, empatía y amabilidad.
  • Cuando utilizas las posesiones materiales y conocimientos como energía para crear cosas que ayuden a los demás.

El ego pierde su equilibro cuando:

  • Basas tu vida en lo que te han dicho que deberías ser o hacer.
  • Cuando creas a partir del miedo, envidia, ira y egoísmo 
  • Cuando utilizas tus posiciones materiales y conocimientos para impresionar a gente que en realidad no te interesa.

Como conclusión, considero que el ego es muy útil en nuestra vida, ya que es quién nos da nuestro carácter único como individuo y es el responsable de conectarnos con el plano terrenal y material. Por ello es importante que en lugar de maltratarlo o rechazarlo, seamos capaces de llenarlo de amor puro e incondicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar